Política

Exfuncionario del Comité de Deportes solicitó ¢5.000.000 y terminó en vía judicial ganándose ¢122.690.280.00

Responsabiliza al exalcalde, Mainor Molina y al expresidente del Comité de Deportes, Marcos Gutiérrez por no conciliar

Luis Gerardo Porras sólo iba a recibir por la pensión ¢130.000 por mes tras 37 años de trabajar para el Comité de Deportes

Rodolfo Bolaños U/noticias@periodicomitierra.com |
Exfuncionario del Comité de Deportes solicitó ¢5.000.000  y  terminó en vía judicial ganándose ¢122.690.280.00

Desde que inició el proceso legal contra la Municipalidad de Grecia a finales del año 2015, Luis Gerardo Porras, exfuncionario del Comité Cantonal de Deportes explica por primera vez, por qué debió demandar al gobierno local.

Tras laborar durante 37 años en el ente deportivo, le asignaron una pensión cercana a los ¢130.000 por mes, al no estar de acuerdo, le solicitó al Comité Cantonal de Deportes y a la administración municipal de ese entonces que le reconocieran ¢5.000.000, pero su petición nunca fue atendida.

Siete años después, el Tribunal de Apelación Civil y de Trabajo de Alajuela condenó a la municipalidad al pago de ¢122.690.280.00. El exfuncionario del Comité de Deportes fue el encargado de la soda y de darle mantenimiento al estadio Allen Rigioni.

La sentencia del Juzgado Civil y de Trabajo de Grecia le otorgó a Porras la cantidad de 69.194.4 horas extra desde el año 1980, así como las diferencias salariales en el último aguinaldo, vacaciones y cesantía.

La Sala Segunda estableció que existió una ilegalidad y una violación a las normas y principios laborales del exfuncionario del Comité de Deportes.

Primero me reuní con Marcos Gutiérrez, en ese entonces presidente del Comité Cantonal de Deportes, porque mi pensión quedó en ¢130.000 y yo le pedí por lo menos ¢5.000.000 para operarme las rodillas, él me dijo tenía todo el derecho de pelear porque no me podían dar nada”, relató Porras.

Agregó que luego se reunió con Mainor Molina, alcalde de ese entonces (2016), y con Senén Bolaños, asesor jurídico de la municipalidad, para realizarles la misma petición, pero no recibió una respuesta adecuada por lo que debió contratar al abogado Enrique Rojas Franco para que le llevara el caso.

“Yo sólo pedí ¢5.000.000 pero no quisieron, a mí esto me da mucha pena porque yo fui el hombre de confianza en el Comité, puse muchas veces mi carro a disposición, llevaba cheques a Fanal, a firmar facturas, iba a ferreterías, era el que tenía que hacer todo y le daba mantenimiento al estadio y a canchas como las Barrio Jiménez y Santa Gertrudis Sur, entre otras”, explicó Porras.

Detalló que muchas veces entraba a trabajar a las 7:00 de la mañana y terminaba después de las 11:00 de la noche cuando tenía que apagar las luces del estadio y que hasta los domingos tenía que laborar.

Sobre la soda del estadio explicó que siempre pagó un alquiler durante 15 años, hasta el 2015 cuando se pensionó y el Comité le dijo que no podía seguir.

“Yo nunca estuve involucrado en ningún pleito judicial, el abogado llevó todo el proceso, no fui una sola vez a la municipalidad porque yo el estadio lo quería como si fuera mío, durante 20 años le corté el zacate a esa cancha”, sostuvo Porras.

   

        

 

Última actualización: 10/12/2022